Pildoreo vario

Desde hace muchos años soy adicta al “pildoreo vario”, esas pastillas llamadas complementos vitamínicos y que gracias a ellas nuestra apariencia física resplandece. Por no decir nuestro interior.

Me basta leer un eslogan en alguna revista o similar tipo “resultados visibles la segunda semana” o “consigue el bronceado más intenso” que ahí estoy yo, en la farmacia, herbolario o sección de parafarmacia de centro comercial más cercano comprando el suplemento en cuestión. Me he encontrado en más de una temporada con tres tipos de complejos distintos, que si el pelo, que si la piel, que si el control del peso, que si el antienvejecimiento, o que si la preparación, intensificación o mantenimiento del bronceado. Vamos, para todos los gustos. Y a esto añádele la dificultad de tener distintos horarios de ingesta, con lo que ello implica.

Por la mañana y por la noche toca pelo, piel y regeneración celular gracias a la uva, el aceite de onagra, la levadura, la vitamina B o la zanahoria . Y mediodía y noche antes de comer o cenar suplemento adelgazante con la alcahofa y el chitosán, como si no fuera mucho más efectivo en muchos casos llevar una dieta equilibrada y dedicarte a comer de manera más saludable.

Después está la preocupación de no saltarte ninguna toma. Yo cuando empiezo a fallar con un simple olvido mal voy, no me sucede una vez, se convierte en algo continuo. ¿Y qué pasa? Que la regla básica de la efectividad es ser constante. Malo.

Mención aparte merece cuando sales de viaje, sea un fin de semana o un mes. Salir de casa es lo peor. El bolso se convierte en recipiente de píldoras y tabletas o sobres varios. Puedes hacer dos cosas, o llevarte la caja entera, o dedicarte previamente a contar el número de píldoras que vas a necesitar durante los días que vas a estar fuera. Y en ambas opciones, ¿para qué? Ya te lo digo, para nada. En mi caso el número de días en los que he tomado el complemento de rigor durante los días que he estado fuera han sido exáctamente dos. Así que he decidido que cuando salga de casa mi bolso solo va a llevar las cosas varias que llevamos las mujeres, que no son pocas, tipo monedero, pintalabios, móvil y ese etc más o menos largo según la elección cada una. Eso sí, lo decidí hace quince días y por desgracia no he podido todavía llevarlo a cabo.

vitamins-main_Full

Pero en resumen, aunque haya reducido de manera considerable el número de complementos vitamínicos que tomo en mi día a día nunca los dejaré, ya son parte de mí. Y os diré algo, jamás se me rompe una uña, tengo una piel bastante aceptable, y a pesar de la caída típica en los cambios de estación, cuando alguien a quien no he visto desde hace tiempo me ve lo primero que me dice es: menudo melenón. Este comentario me compensa todo lo demás.

Hasta luego

Mil besos, Raquel.

Anuncios

Un pensamiento en “Pildoreo vario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s