Archivo de la etiqueta: historia

Jasmín

¿A quien no le gustan los cuentos de Disney? ¿Quien no ha crecido con ellos? Os he comentado en alguna ocasión que todas las prendas de nuestra firma Anocheció (pincha aquí) tienen una historia, reflejada en el nombre de cada una de ellas. En este caso vamos a trasladarnos al mundo de la fantasía. Y luego os contaré el porqué de Jasmín.

Jasmín, la princesa hija del sultán de Agrabah…

Jasmín 3

“Aladín se encontraba entre los muros del palacio de Jafar para rescatar a su princesa del secuestro. Atravesó silenciosamente cada una de las habitaciones hasta que consiguió encontrarla.

– Shhhh…¡calla! El genio de los anillos nos proporciona un plan para escapar. Esta noche servirán un veneno en la copa de vino de Jafar y caerá sin sentido. Te aguardaré en la puerta trasera del palacio.

Así ocurrió, y al reencontrarse, Jasmín, asombrada, contempló una hermosa alfombra que reposaba sobre unos arbustos.

– ¡Sube, rápido! Es una alfombra mágica que nos permitirá escapar.

Nada más subir, la alfombra comenzó a moverse y elevarse lentamente, lo que provocó un pequeño vértigo en la princesa, vértigo que cesó en unos minutos. Sus colores respondían a una orden. Si tocaba el verde, la alfombra aceleraba. Si tocaba el azul se frenaba, y si tocaba el rojo o el morado, la alfombra subía y bajaba.

Y así comenzó su maravilloso viaje. El viento, cálido y suave, acariciaba sus rostros. Enormes bolas de algodón separaban el cielo de la tierra.

Recorrieron grandes espacios, descubriendo pueblos inimaginables.

Observaron en primer plano una hermosa pradera cubierta de una fresca y brillante hierba humedecida por el rocío de la mañana. Atravesaron estrechos desfiladeros por los que se dibujaban pequeños senderos. Al fondo, la impresionante mole de una sierra que se completaba con el espectáculo de exuberantes pinares.

Para llegar al palacio de Agrabah donde vivía el padre de Jasmín había que atravesar un enorme desierto. Lo vislumbraron a lo lejos. Enormes dunas de arena doraba se alineaban recordando el oleaje tranquilo y sueve de una tarde de otoño. Impresionantes cactus y plantas espinosas ponían una nota de color en el ambiente. Estas plantas servían de refugio a largartos y alacranes que, somnolientos, aguardaban pacíficamente la llegada del atardecer que les permitiera comenzar su cacería.

– ¡Mira Jasmín!

A lo largo observaron grandes caravanas de beduinos, comerciantes del interior que acompañados de sus camellos avanzaban lentamente en dirección al oasis, lugar que les serviría de aprovisionamiento y descanso.

– ¡Cuidado!, gritó Aladín.

Los camellos, asustados por su presencia trataban de escupir agua sobre la alfombra mágica, temerosos de los giros de la misma.

El oasis provocaba una enorme sensación de paz, las hojas de las palmeras se movían al compás del viento, y las aguas tranquilas y cristalinas del lago invitaban a quedarse. Pero no podían entretenerse, a escasa distancia de aquel hermoso lugar se encontraba el palacio del sultan que esperaba impaciente la llegada de su hija, donde estarían protegidos de todos los peligros que les acechaban…”

Jasmín 1

La princesa Jasmín nos ha servido de inspiración para nuestro modelo bautizado con su mismo nombre. ¿Sabéis por qué en este caso? Por el color. Su mezcla de tonos refleja los lugares por los que Jasmín y Aladín pasaron sobre aquella alfombra mágica hasta llegar a su destino. El color es fundamental para que una determinada prenda nos enamore. ¿Cuantas veces hemos visto algo que nos ha gustado mucho pero le ha fallado el color? ¿Cuantas veces vemos el mismo modelo en distintos tonos o estampados y nos gusta solo en uno de ellos? En el caso de Jasmín primero fue la tela y posteriormente el diseño. El modelo fué creado partiendo del estampado y color de la misma. En cuanto la vimos supimos que una de nuestras prendas iba a estar confeccionada con ella. Sus tonos marrones y verdosos favorecen tanto a morenas como a rubias y también a cualquier tono de piel.

Jasmín

Jasmín 4

Jasmín 5

Si os gusta podéis adquirirlo en nuestra web (pincha aquí) y recuerda, ¡ESTAMOS DE REBAJAS! Yo personalmente voy a ponérmelo un montón, y no sólo como prenda para dormir. Me parece perfecto para ir al sitio que más me gusta en verano. ¿Adivináis cual? Prometo mostrároslo.

“Si no hubiese podido participar del mundo de los cuentos y si no hubiese podido inventarme mis propios mundos, me habría muerto”. Ana María Matute.

Nos leemos.

Mucha locura.

Besos, Raquel.

Anuncios

WILMA

Os voy a contar una historia, narrada por mi madre. Aunque se adivina, luego veréis por qué.

“¿Quien no recuerda los buenos ratos que pasamos contemplando la divertida serie Los Picapiedra? Eso fue lo que acudió a la mente de mi hijo Juan cuando le enseñé entusiasmada nuestro camisón. ¡Anda, me recuerda a Wilma! Y de inmediato le adjudiqué el nombre. Me vino a la memoria aquella antepasada, un recuerdo en el largo túnel del tiempo que me condujo a aquella mujer trabajadora, generosa y despierta, mujer poderosa y cargada de misterios, que aunque no conseguía respuestas a todas sus preguntas desempeñaba a la perfección sus funciones en el clan. Y seguro que ya, en esos momentos, mantenía las características que sus “nietas” actuales atesoramos. Un enorme deseo de verse bien, de encontrarse hermosa para ella y para los demás. En especial para ese macho fuerte y sano que le permitiría abundante prole y alimentos para criarlos.

índice

tumblr_lkaco92bzy1qh4wypo1_500

Seguro que cuando preparaba las pieles que protegerían sus cuerpos dejaría las de más abrigo para su prole y su pareja, y para ella apartaría las que más suavidad atesoraran, las que mejor se adaptaran a las formas de su cuerpo.

Y al final del día, cuando las tareas de supervivencia del clan estuvieran terminadas, al rescoldo del fuego y en un rincon de la cueva, me la imagino acomodando a su cuerpo esas pieles que con tanto esmero había trabajado, e intentando adivinar el efecto que producirían en las demás, al ser contempladas.

¡Cosas de mujeres!”

wilma

Como veis mi madre no puede escribir mejor, así que le iré robando palabras para compartirlas con vosotros.

Cuando nació Anocheció queríamos que todas y cada una de nuestras prendas fueran especiales. Todas tienen un por qué, y todas tienen una historía detrás que se adivina por el nombre con el que están bautizadas.

Esta es la historia de uno de nuestros camisones, de los primeros que diseñamos, y como muy bien narra mi madre el nombre no admitía dudas. También es una de las prendas que más cariño tenemos, porque este divertido diseño fue el principio de este proyecto en el que nos embarcamos hace unos meses, y en el que nos encontramos con la misma ilusión del primer día.

la foto 1

la foto 2

Ultima

¿Os gusta nuestro modelo Wilma?

A través de este blog os iré contando todas esas historias que nos sirvieron de inspiración y que por ello forman parte de nuestra firma a través de los nombres que bautizan nuestros diseños. Todas ellas forman este sueño hecho realidad llamado Anocheció.

“Yabba dabba doooo” Pedro Picapiedra.

Mil besos, Raquel.