Ganas

Cuanto tiempo sin estar por aquí…Y este domingo de frío es el dia perfecto para volver. ¿Como va el nuevo año? Estamos en las primeras páginas de un reciente libro llamado 2015, 365 folios en blanco dispuestos a ser escritos por cada uno de nosotros. Y aquí nos encontramos, en el mes de los propósitos y de hacer balance de lo pasado para intentar no repetir lo malo y mantener e incluso mejorar lo bueno. Para ver quienes hemos sido y quienes queremos ser e intentar que este diario pendiente de escribir sea la mejor continuación del año que se ha ido.

Y como toda historia que empieza deberíamos tratar de averiguar, o más bien intuir, de qué vamos a hablar a lo largo de las 365 páginas de este libro. Y es algo que tiene mucho que ver con todos esos propósitos que nos hacemos cuando un año comienza. Están los clásicos, los que todos nos proponemos de manera unánime, y que no hace falta siquiera mencionar. Y luego aquellos ya más personales, nos planteamos metas y objetivos, sueños que esperamos cumplir. Y en lo que no nos paramos a pensar es en que somos los mismos que hace unos días. Parece que solo con plantearnos algo nuevo ese objetivo se va a cumplir por si solo. Pues no, hace falta mucha voluntad, un gran querer, trabajo y algo de suerte. ¿Quien quieres ser? Pues puedes conseguirlo este año o podrías haberlo hecho el pasado. Tenemos la mala costumbre de dejar las cosas para mañana, casi siempre.

Así que he cambiado la palabra propósito por la palabra ganas. Creo que es más correcta. Sin ganas poco puedes lograr, nada conseguir y por supuesto jamás avanzar. Ganas de aprender, ganas de cambiar aquello de ti que no te gusta, de luchar y de superarte a ti mismo, ganas de nuevas ilusiones y proyectos. De toda experiencia sea positiva o negativa se aprende, depende de tí quedarte con lo bueno y desechar lo malo, hay que tener ganas de ellas.

Yo personalmente espero que 2015 me traiga muchas cosas bonitas, y que las alegrias sean infinitamente superiores a las penas. Lo mejor está por llegar, siempre debe ser así. Espero que todos vuestros propósitos se hagan realidad y no perdáis nunca las ganas de conseguirlos. A por ellos.

en blanco

“He aprendido que pase lo que pase, o por muy mal que pinte todo hoy, la vida sigue avanzando y todo será mejor mañana. He aprendido que puedes decir mucho de una persona por la manera en la que lleva las tres siguientes cosas: un día lluvioso, equipaje perdido y luces navideñas enredadas. He aprendido que sea cual sea la relación que tengas con tus padres, les echarás de menos cuando no estén presentes en tu vida. He aprendido que ganarse la vida no es la misma cosa que construir una. He aprendido que la vida a veces te da una segunda oportunidad. He aprendido que no puedes ir por la vida con guante de béisbol para atraparlo todo; tienes que poder lanzar algo de vuelta. He aprendido que cuando decido sobre algo con el corazón abierto, normalmente tomo la decisión correcta. He aprendido que aun cuando tengo molestias, yo no tengo por qué ser una. He aprendido que cada día tienes que intentar llegarle a alguien. Que a la gente le encanta un abrazo cariñoso. He aprendido que aun tengo muchísimo por aprender. He aprendido que la gente se olvidará de lo dijiste, la gente se olvidará de lo que hiciste, pero jamás se olvidará de lo que les hiciste sentir. ” Maya Angelou.

Never give up

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

anochecio

“Imposible es solo una opinión.” Paulo Coelho.

Nos leemos.

Mucha locura.

Besos, Raquel.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s